.

NOTICIAS BIZKAIA

NOTICIAS EUSKADI

La curva de la calle Ibaizabal se queda sin radar

La N-634 a su paso por Galdakao no contará con un radar fijo para controlar la velocidad en la curva de la calle Ibaizabal, que supone la entrada y salida de la localidad en su conexión con Bilbao. Los repetidos accidentes en la zona, 14 por año de media según los datos del Ayuntamiento, no parecen ser suficientes.
El 20 de septiembre de 2007 el Consistorio galdakoztarra remitió una carta a la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco y no obtuvo ningún tipo de respuesta. Ha sido a finales del pasado mes de febrero cuan-do la actual directora de Tráfico, ante una nueva solicitud del Consistorio, ha dado una contestación. Aunque no ha sido la que esperaba el equipo de gobierno de Galdakao. Ante la negativa de Lakua, han reiterado desde el Consistorio su "exigencia" para la instalación de un radar en la N-634 a su paso por este punto. El alcalde, Joseba Escribano, ha remitido otra carta a Tráfico, en respuesta a la de la directora Pilar Ardanza del 19 de febrero en la que exponía que no se daban las condiciones para instalar un radar, en la que expresa que el Ayuntamiento "no comparte" los motivos por los que se deniega el radar y ahora ha acompañado la solicitud con las firmas recogidas por los vecinos de la zona.
Según expone el Consistorio, en la carta que incluye la negativa del Departamento de Tráfico se especifica que la solicitud de radar en la curva de la calle Ibaizabal "no cumple los requisitos de la metodología usada en otros países en cuanto a grave-dad de accidentes y causalidad y presenta falta de información en bastantes aspectos, sobre todo, muy importante, en cuanto a velocidades medidas en el tramo, no quedando claro si se pudiera solucionar con medidas de ingeniería".

El alcalde de Galdakao ha expuesto en su nueva misiva que desconocen "cuáles son los requisitos utilizados en otros países para medir la gravedad de la accidentalidad y causalidad, pero lo que sí constatamos es que el número de accidentes no hace más que aumentar (49 en el periodo 2006-2008), y lo que nos parece claramente cuestiona-ble es que uno de los 'requisitos' a cumplir es que tenga que haber muertos para que se tome en consideración y prospere nuestra solicitud".

La carretera es responsabilidad de la Diputación y el tráfico en la misma del Gobierno vasco, por lo que en las primeras peticiones de solución desde el Consistorio se remitieron sendas cartas a ambas instituciones. Ante la falta de respuesta se decidió adquirir un radar móvil para la policía municipal, que llegó a 'cazar' en una sola hora a 22 conductores sobrepasando el límite de 50 kilómetros por hora establecido en ese punto. Pero ni está situado allí de manera permanente ni parece suficiente para controlar las altas velocidades que algunos vehículos alcanzan en ese punto.

La última propuesta ha llegado desde el PP, que ha solicitado a la Diputación de Bizkaia, competente en la materia, la instalación de un semáforo en la zona que ayude a regular el tráfico. Galdakao Hoy


Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario