.

NOTICIAS BIZKAIA

NOTICIAS EUSKADI

Entrevista: JUAN CARLOS IRIZAR, Director de la Banda Municipal de Música de Galdakao

Juan Carlos Irizar (Oñati 8/11/1951) lleva ya 24 años siendo el responsable de la Banda Municipal de Música de Galdakao. Lleva editados 35 discos. Y a sus 63 años hay un proyecto que le hace mantenerse en forma, musicalmente hablando. Quiere un himno para cada barrio de Galdakao, para cada rincón. Y ya no le quedan muchos lugares a los que regalar una letra, una partitura. Mañana 28 de junio en el polideportivo Urreta, al mediodía con entrada libre, dirigirá a la banda en los catorce temas que ya tiene compuestos.
¿Cuando comenzó la relación de Juan Carlos Irizar con Galdakao?
Yo tengo relación con Galdakao desde hace muchos años. En el año 1985 vine aquí a grabar mi primer disco en la editorial Xoxoa, que era junto a Elkar la más importante que había. Y estaba en Galdakao. Mis primeros discos grabé aquí y me gustó. Además conocí a Patxo Unzueta, que fue quien me animó a quedarme. Empecé a dar clases de armonía y poco a poco fuimos creando la banda, desde cero. Con diferentes ubicaciones hasta la actual en la Escuela de Música.
¿Seguirá al frente de la banda hasta cumplir los 25... y unos años más?
Ese es mi deseo porque para mí la música es mi vida. No he tenido que esforzarme para hacer música porque yo creo que traía de nacimiento el ser músico. Por ahora tengo que terminar mi proyecto de los temas para los barrios y hacer más piezas para Galdakao y agradecer al pueblo lo que me ha dado. Y a la banda y los txistularis también les tengo que agradecer mucho. Para mi Oñati y Galdakao son los dos lugares de mi vida. Yo siempre creo que también soy de aquí.
¿Qué supuso en su día la creación de la escuela de música?
Cuando empecé con la banda ya estaba la escuela. Para Galdakao ha sido muy importante porque es uno de los pueblos donde las personas más agradecen la cultura musical y del baile. El grupo Andra Mari por ejemplo es de lo mejor que hay. Y ha habido tradición de coros, txistularis, txarangas...
¿Y qué le parece el recinto actual?
Escucho a veces que queda un poco pequeño, porque a veces se necesitan más aulas para independizarse de cosas y hacer grupos. El lugar es bonito pero le faltan aulas.
Con el nuevo centro cultural que se planea junto a Torrezabal quizás se pueda mejorar ese aspecto.
No estaría nada mal. Para la música y para el pueblo sería muy bueno. Porque todo lo que sea ampliar la cultura sería fabuloso.
¿Cuántos músicos habrán pasado por sus manos como director de la banda?
Muchos. Más de cien seguramente. Algunos ya son profesionales y viven solo de ello. Soy un director que ha apostado por la cantera. Al comienzo fue poco a poco, con unas dieciséis personas, y ahora hay cerca de cuarenta. Y doce txistularis.
¿Cuántas veces tienen ensayos?
Un mínimo de dos por semana, en la escuela de música. Y después pues los conciertos por los barrios...
Mañana precisamente... presentación de catorce temas, dedicados casi todos a los barrios, en el polideportivo Urreta.
Sí, a partir de las doce. Y cada uno personalizado. Porque he ido por los barrios a preguntarles qué querían, con qué se sentían identificados. Un zortziko, un pasacalles, algo más cañero... Por ejemplo a Plazakoetxe le he hecho una balada porque me parece un sitio donde quedar, donde también quedan los novios...
Escuchándole podría parecer que hasta es fácil escribir música, cuando sabemos que no lo es.
Una elaboración de un pincho o una comida a un chef igual le lleva horas. A mí esto me ha llevado días. Y luego se consume rápidamente porque en tres minutos se va el tema. Pero igual cada uno me ha costado un mes. Desde que empecé a hacer el himno de Galdakao han pasado ya tres años.
¿Por qué decide que va a hacer un tema prácticamente a cada rincón de Galdakao?
En mi foro interno me decía que algún día me acordaría mucho de Galdakao y que a cada lugar me gustaría decirle que estuve allí y me sentí feliz. Y para agradecerselo a toda esa gente, como para mí lo más sencillo es escribir música, quería hacer esto. Primero empecé con los barrios grandes y ahora me quedan algunos pequeños. Todos estos barrios de Galdakao van a estar en muchos sitios porque lo van a tocar muchas bandas que me lo han pedido.
¿Qué va a sentir mañana al presentar ese importante trabajo que lleva hasta el momento?
Voy a sentir felicidad porque voy a sentirme a gusto, sintiéndome uno más de ellos. A cada barrio le daré su partitura para que la guarden.
El nuevo himno de Galdakao y el del Club Deportivo Galdakao también van a tener tu sello. Eso genera cierta responsabilidad.
Me lo pidieron y lo hice encantado. Lo importante es que lo que se haga se siga tocando todo. Igual viene alguien más adelante y hace otro más actual. Ahora en vez de uno pues tienen dos.
Hay una personalidad musical historica de referencia en Galdakao, Máximo Moreno. No sé si cree que en cierta medida sigue sus pasos.
No me siento seguidor pero sí siento cierta nostalgia de no darle un abrazo. Eso me hubiera gustado. Porque siempre entre las personas que han seguido la música durante tanto tiempo tiene que haber buena armonía. Yo creo que si Máximo estuviera con nosotros, él y yo seguro que nos dábamos un gran abrazo. Tanto él como yo hemos hecho todo lo que hemos podido por Galdakao musicalmente hablando.

0 comentarios:

Publicar un comentario