.

NOTICIAS BIZKAIA

NOTICIAS EUSKADI

La Diputación impide que la lanzadera circule porque asegura que no es legal

Pasadas las nueve de la mañana una pareja de la Ertzaintza comenzaba a impedír a los usuarios subir a la lanzadera dispuesta por Metro Bilbao en la parada de Juan Bautista Uriarte. GALDAKAO HOY ha sido testigo de ese momento (fotos), mientras que en Etxebarri, minutos después, responsables del Gobierno vasco y de todos los partidos políticos del Ayuntamiento de Galdakao daban por inaugurado oficialmente el servicio. El equipo de Gobierno acaba de expresar, mediante una nota de prensa, su petición "a las instituciones implicadas en este tema que solucionen cuanto antes los posibles problemas que pudieran existir para restablecer cuanto antes el servicio y evitar así los perjuicios derivados de esta suspensión a los galdakoztarras".

Según ha podido comprobar GALDAKAO HOY las lanzaderas circulan a esta hora (14:00 hs.) pero no montan a pasajeros, ya que se lo ha prohibido la Ertzaintza. La conexión con Bilbao sólo se puede hacer a través de Bizkaibus.

A la una de la tarde la Diputación ha enviado el siguiente comunicado:

La Diputación Foral de Bizkaia se ha visto obligada a impedir la puesta en funcionamiento de la lanzadera de Galdakao a la estación del Metro en Etxebarri porque incumple la normativa vigente para este tipo de servicios, circunstancia que el Departamento de Transportes y Urbanismo ha hecho saber en reiteradas ocasiones a los responsables de Metro Bilbao y que éstos han ignorado. 
La Diputación Foral de Bizkaia es la institución pública competente para autorizar este tipo de servicios, y así se recoge de forma explícita en el pliego de condiciones del concurso público convocado por el Metro para adjudicar este servicio, no obstante, Metro Bilbao ha puesto en marcha la lanzadera sin haber recibido aún esa autorización.
La ausencia de esa autorización obedece a que, en opinión de la Diputación Foral de Bizkaia, no hay garantías legales para la puesta en funcionamiento de la misma, tal y como explicaron el pasado viernes las empresas del sector a través de su asociación ASVETRA.
Cuando Metro Bilbao decidió sacar a concurso este servicio, se le advirtió de que, en función de la normativa del propio Gobierno Vasco, había dudas sobre la legalidad; a diferencia de la lanzadera entre Etxebarri-Basauri, el metro a Galdakao aún no está en construcción, sólo se han encargado los estudios previos, y la temporalidad del servicio era excesiva, no menos de 6 o 7 años.
Se avisó a los representantes del Gobierno Vasco en el Metro de que las empresas adjudicatarias de los servicios de Bizkaibus coincidentes con ese trazado amenazaban con presentar recursos ante la administración de Justicia; para ellas suponía una competencia irregular que podía causar graves perjuicios económicos que serían reclamados a las administraciones responsables.
Finalmente, se comunicó a Metro Bilbao que, según su propio pliego de condiciones, la puesta en servicio de la lanzadera estaba sujeta a la autorización de la Diputación Foral de Bizkaia y que no había tal autorización.
La decisión de Metro Bilbao de ignorar todas las normativas y garantías legales previstas para la puesta en servicio de esta lanzadera ha obligado a la Inspección de Transportes a suspender la misma. La Diputación Foral de Bizkaia no puede permitir que persona alguna haga uso de un servicio de transportes sin las necesarias garantías legales. Por este motivo, este mediodía, se han enviado autobuses legalmente autorizados para recoger a las personas usuarias que no pueden utilizar la lanzadera al haber sido inmovilizados los autobuses que prestaban el servicio desde primera hora de la mañana.



Compartir

2 comentarios:

Galdakoztarra dijo...

http://www.elcorreo.com/vizcaya/20110131/mas-actualidad/cultura/premiosercilla-201101311354.html

javier dijo...

Hola:

No es de recibo que después de tantos meses de retraso, por la falta de firma de un papel, tengamos lanzadera, y que tenga que viajar vacía.



Se ha hecho lo difícil por parte de metro Bilbao y Gobierno Vasco, que es poner el autobús, y lo fácil, que es firmar la autorización, por parte de Diputación y con la callada del ayuntamiento de Galdakao, se quite el servicio.



Todo ello por la rivalidad de los partidos políticos, su falta de profesionalidad y de la lucha de poder entre G.V y Diputación, que si estuvieran al servicio de la ciudadanía, nunca se daría este espectáculo tan bochornoso, por el que se nos va conocer en toda España.


Un buen tema y urgente para las asociaciones de vecinos, que ellos tiene la fuerza y representación, que el ayuntamiento no quiere ejercer ante sus "colegas" de Diputacion



Saludos cordiales

Publicar un comentario