.

NOTICIAS BIZKAIA

NOTICIAS EUSKADI

CENTENARIO DEL C.D.#GALDAKAO - LA EDAD DE ORO

La edad de oro del C.D. Galdakao se puede decir que arranca el 23 de junio de 1957, cuando “los dinamiteros” conquistan en San Mamés el Campeonato de España de aficionados al superar al Salamanca por 4-1, con goles de Azkueta, Etxebarrieta (2) y Dañobeitia. Para alcanzar este título, los galdakoztarras se habían impuesto anteriormente en la competición vizcaína, en cuya final doblegaron al Ortuella, y, una vez ya en la fase estatal, dejaron en la cuneta al Izarra, al Naval de Reinosa y al Arenas de Zaragoza. Éste no fue el único éxito de los nuestros en la campaña 1956/57, ya que también se logra el ascenso a Tercera, en la que se debuta el 15 de septiembre de 1957, ganando por 3-2 a la Cultural de Durango, con goles de Echevarrieta, Madariaga y Jesús. “Los dinamiteros” se convertirán en la revelación del año y lucharán por el ascenso a Segunda, donde se cruzan con el Burgos. Así, el 25 de mayo de 1958, los dos equipos empatan a dos, la vuelta concluye con igualada a uno, y en el encuentro de desempate, celebrado en Logroño, los castellanos se imponen por 3-0.

El curso 1958/59 será recordado por-que el Galdakao senior y el juvenil quedan campeones de Bizkaia el mismo día en San Mamés, en concreto, el 26 de abril. Dado que los juveniles jugaban en primer lugar ante el potente Firestone y no había tiempo para una prórroga ni para los lanzamientos de penaltis, el duelo, que concluyó con empate a dos, se decidió por el número de corners a favor y, como los de Santa Bárbara habían forzado más saques de esquina, se alzaron con el entorchado. Los mayores tampoco fallaron y un tanto de Zarate sirvió para doblegar al Arenas. Ya en los campeonatos estatales, los juveniles eliminan al Osasuna gracias a que cuentan con una plantilla más joven, puesto que los dos duelos entre ambas escuadras se habían saldado con sendos empates. Acto seguido llega la eliminatoria ante el Oviedo, contra el que se iguala a dos en casa y al que se doblega en Asturias por 2-3, con “hat-trick” de Gerediaga. Ya en las semifinales, el Galdakao se mide con el Barcelona, que se impone por 1-3 y 4-1.

La primera semana de julio, los pupilos de Tomás Galarza serán invitados a un torneo juvenil en el que participan junto al Real Madrid, el Barcelona y el anfitrión, el Sevilla en la que supuso otra experiencia digna de mención para nuestros futbolistas. El mayor tendrá una andadura más corta en el Campeonato de España, puesto que aunque supera al Laredo, caerá seguidamente contra los gallegos del Zeltia de Porriño.

La buena actuación de los juveniles hacía prever un buen futuro para el club y, de hecho, en la temporada 1960/61 se acaricia el ascenso a Segunda División tras superar al Melilla, al Hospitalet y caer ante el Jaén. El Athletic colabora con “los dinamiteros” pagándoles los desplazamientos a cambio de que utilicen San Mamés para sus encuentros como locales. De este modo se pudo organizar un viaje contrarreloj en dos tandas, ya que unos se desplazaron el jueves y otros el viernes, con escala en Nador (Marruecos). El encuentro tuvo lugar el 21 de mayo de 1961, con un calor asfixiante y comenzó cuesta arriba para los nuestros (2-0), pero tras el descanso se remonta y se vence por 2-4 ante 20.000 espectadores, algunos de los cuales sacaron a los jugadores a hombros. Tras el 2-2 de la vuelta, llega el Hospitalet, al que se gana en Bilbao por 4-1, por lo que pese a perder en tierras catalanas (1-0), se obtiene el pase. Ese día, el Galdakao compite con camisetas prestadas por el Etxebarri debido a la coincidencia de colores. El sueño concluirá en Jaén, donde, tras el empate a uno de la ida, “los dinamiteros” ceden por 5-2 en una contienda disputada el 25 de junio a las tres y media de la tarde, a más de cuarenta grados.

El año siguiente, a pesar de que algunos futbolistas han fichado por otros equipos, los blanquinegros se clasifican de nuevo para la promoción de ascenso a Segunda, en cuya primera ronda se enfrentan con el Delicias de Valladolid, ante el que levantan el 2-0 de la ida gracias al 3-0 sellado en casa, con goles de Barrena, en dos ocasiones, y del visitante Esturo en propia puerta. En la segunda eliminatoria, en cambio, toca en suerte el potente Condal de Barcelona, que en su terreno obtiene un amplio 5-0, que conserva sin problemas en tierras vizcaínas, donde empata a dos.
La época dorada acabará el 29 de junio de 1963 con el título de Bizkaia (foto) conquistado ante el Iturrigorri, con quien empata a cero y a quien endosa tres goles en la prórroga.

0 comentarios:

Publicar un comentario