.

NOTICIAS BIZKAIA

NOTICIAS EUSKADI

La última esperanza para Formica

Una de las empresas con más historia en Galdakao anunció a sus trabajadores a finales de junio que la planta ubicada en la localidad iba a cerrar. En las próximas semanas, si nada lo impide, Formica Galdakao bajará la persiana y se perderán más de 200 empleos directos. Pero no está todo dicho. El equipo de Gobierno local, con el alcalde Ibon Uribe a la cabeza, dio un paso al frente para apoyar a los trabajadores y ejercer de mediación ante la empresa para intentar evitar el desenlace anunciado. Incluso el pleno del Ayuntamiento en su totalidad firmó una declaración de apoyo en contra del cierre. Los trabajadores organizaron diferentes actos de protesta y una manifestación que recorrió las calles de Galdakao.



Actualmente, Ayuntamiento de Galdakao, Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno Vasco están sondeando de forma conjunta la posibilidad de que un grupo de inversores pueda adquirir la planta de Formica en Galdakao, evitando su cierre. En este sentido, el Alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, ha remitido una carta al director de la empresa para Europa, Richard Pollington, invitándole a mantener una reunión en septiembre con vistas a ir despejando incógnitas y ante el conocimiento de que la empresa podría presentar en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría prácticamente a la totalidad de la plantilla, con más de doscientos trabajadores y trabajadoras.

"No entendemos las razones que justifican, según dicen ellos, esa decisión de cierre y por eso no estamos de acuerdo con el ERE que van a plantear. Es importante destacar la implicación que todos los grupos políticos de esta Corporación están mostrando en este delicado tema, así como la ayuda que estamos teniendo del resto de instituciones para ir de la mano en este asunto y buscar alternativas constructivas que eviten, en todo caso, el cierre", subraya Ibon Uribe.

"Nuestra intención es plantear en esa próxima reunión el interés de un grupo de empresarios por la posible compra y reindustrialización de la planta. Es un interés inicial e interesante, pero tampoco queremos lanzar grandes expectativas porque sabemos lo difícil que sería materializar un proyecto así. Debemos continuar, creemos, como hasta ahora, con prudencia, discreción y compartiendo instituciones y trabajadores y trabajadoras cada paso dado en beneficio de las familias que están detrás", hace hincapié el alcalde de Galdakao.



Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario